Por Romina Soares, SoB 480, 2/8/18

Categoría: Medio Oriente Etiquetas: , ,

¡Libertad a todos los niños palestinos y su activismo juvenil!

La dramática situación de los niños y la juventud palestina en manos israelí

Me siento feliz pero este sentimiento sólo va a ser completo cuando vea a todos los prisioneros palestinos libres. (Ahed Tamimi)

Romina Soares

La joven palestina de 17 años acusada por Israel de agredir a dos soldados sionistas en diciembre del año pasado Ahed Tamimi fue recientemente liberada de la prisión a 21 días de completar los ocho meses de detención a los que había sido condenada por un juez militar de Ofer.

La libertad de la joven militante es sin duda un gran alivio para toda comunidad internacional defensora de la causa palestina y de los derechos humanos, por otra parte, esa es una alegría refrenada por la injusticia que marca la vida del pueblo palestino y particularmente su nueva generación en las manos del régimen israelí.

Los casi 8 meses de detención de Ahed denunció la dura realidad de esa capa joven de luchadores y de niños enviados a prisión de manera preventiva sin ninguna legitimidad.

Ahed pasó meses en la cárcel por haber reaccionado a la presencia de dos soldados fuertemente armados en el patio de su casa en Nabi Saleh, horas después de que su primo fue herido por el ejército de Israel, en una aldea de la misma región del territorio palestino ocupado desde hace más de 50 años.

La gran repercusión que tuvo el video de Ahed expulsando a militares de su patio la volvió ”peligrosa” ante los ojos de la Ocupación por lo que a la semana siguiente junto con su madre fue detenida por la policía israelí. La joven fue detenida y juzgada a puertas cerradas a la comunidad internacional y ante un tribunal militar.

Además de una referencia juvenil, Ahed es un ejemplo de la fuerza de las mujeres palestinas. Cada vez más las voces femeninas del país resuenan hacia el lado de la ocupación sionista. Tanto del lado de la Cisjordania en que vive la joven palestina recién liberada como en la Franja de Gaza, región de tensión constante, las mujeres aparecen cada vez más como protagonistas de la lucha por la supervivencia de su pueblo, oprimido y masacrado hace décadas por la expansión colonial y sanguinaria de la ocupación sionista. En todas las protestas están ellas, en sintonía con miles de mujeres que salen a luchar en el mundo.

Contra el genocidio que sufre su pueblo, los ataques a su juventud y la misoginia de Israel contra las palestinas, ¡la respuesta de las mujeres ha sido luchar! 

Si el futuro es incierto, queda a la juventud palestina luchar 

Fue el miedo de Israel que prendió la joven Ahed. Pues como tantos otros jóvenes de su edad en Palestina, ellos son herederos de Oslo, los que plantean la necesidad de una nueva Intifada contra la ocupación sionista.

Y el trato riguroso a Ahed y esa juventud en realidad es el intento de Israel de sofocar la posibilidad de una nueva Intifada no dispuesta a negociar con el ejército de Israel como en el pasado. Para eso sirven sus detenciones de niños y jóvenes.

La detención de menores de edad aún es parte de las leyes racistas y arbitrarias de los gobiernos totalitarios modernos y en Israel no es diferente. Tanto por el precario sostenimiento jurídico que llevan sus detenciones cuanto por la emisión de penas sin amplia defensa, sanciones y fianzas desproporcionales.

La prisión de un niño en Israel puede costar entre 5 mil shekels, como 12 años de detención o cuatro meses de reclusión en las llamadas prisiones administrativas.

La dramática situación de los niños y la juventud palestina en manos israelí

Todos los años, los tribunales israelíes procesan entre 500 y 700 jóvenes palestinos, la mayoría de las detenciones son de niños por tirar piedras o chirridos a soldados, de acuerdo con la ONG Defense for Children International-Palestina. La ofensiva contra los niños palestinos se profundizó el año 2000 durante los grandes estallidos de la juventud de ese año. La estimación es que alrededor de 10 mil niños y adolescentes ya han sido detenidos en Cisjordania, incluyendo niños de 6 y 7 años de edad desde entonces.

El caso de Ahed también denuncia la violencia contra los niños palestinos. Ahed Tamimi, así como tantos niños y jóvenes, lo que hayan hecho no puede justificar la detención de menores de edad. Las autoridades israelíes deben reconocer la ilegitimidad de sus tribunales.

Nour Tamimi, la prima de Ahed, que también estuvo detenida, contó al diario estadounidense The Washington Post lo que tuvieron que afrontar en la cárcel. “Fuimos muy mal tratadas. Después de detenida, llevaron a Ahed a un sótano y la interrogaron durante horas, sin derecho a abogado o a la presencia de los padres”, afirma.

El año pasado, la organización Save the Children divulgó un informe en el que revela que de los cientos de niños palestinos detenidos en las cárceles israelíes cada año, la gran mayoría sufre pesadillas, neurosis nocturna y ansiedad tras su liberación. ¡Es inhumano y cruel el confinamiento solitario de niños!

El informe también afirma que hasta ahora el Ejército israelí detuvo a más de 8 mil jóvenes y niños palestinos en la Franja de Gaza, la mayoría de ellos por sospechas de arrojar piedras o cualquier otra cosa irrisoria. Y que el 98% de los detenidos, entre ellos Ahed, relataron haber sido sometidas a acosos y violencia física y verbal, por los soldados israelíes.

Los sionistas confrontan el mismo dilema de cuando desembarcaron en Palestina, quieren la tierra, pero no la gente.[1]

Ahed podría ser una chica común preocupada sólo con sus estudios y temas relacionados a su edad, pero la realidad de la infancia y de una/un joven palestino es diferente. No fue su aire angelical; de rulos rubios y ojos azules brillantes, que llamó la atención internacional, más fue su fuerza y ​​tenacidad que se hizo conocida en todo el mundo como el ángel de la resistencia palestina, una designación que seguirá incomodando a Israel.

La lucha de la familia de Ahed comienza en 2012, ante la detención de su hermano mayor, la joven tenía sólo 11 años. En la época ganó de Turquía el Premio Handala por su coraje y desde entonces la joven se convierte en una contradicción al discurso sionista de Israel, que presenta al pueblo palestino y su juventud como sanguinarios y odiosos. Cuando en realidad Ahed y tantos otros jóvenes, hoy están siendo arrestados por hacer lo que cualquier persona haría, o sea defender a su pueblo, su lugar y su casa.

Nacida en una pequeña aldea militarizada por Israel con poco más de 500 habitantes, en el seno de una familia con un histórico luto y lucha contra la ocupación de Israel. Su padre, Bassem al Tamimi, es un conocido militante en la defensa del territorio palestino, que ya había sido arrestado por el ejército por su activismo, así como la esposa que después de una de las visitas a la hija encarcelada, fue acusada de incitación a la violencia luego de una visita a Ahed en la cárcel.

Después de su liberación, la joven militante dio varias declaraciones de que el real criminal es el Estado de Israel y no la legítima defensa del pueblo palestino. La lucha de esta fuerte y joven mujer simboliza una actualización de la lucha contra el genocidio del pueblo palestino y la incompatibilidad de dos Estados en la región.

Por eso Ahed, junto con una capa de cada vez más jóvenes luchadores y luchadoras se convierten en símbolo de una nueva resistencia y sirve de más inspiración en la lucha contra el genocidio de las masas palestinas, por un Estado único, laico y democrático en toda Palestina y por la estrategia de una federación socialista de los pueblos de Medio Oriente.

¡Libertad a todos los niños y al activismo palestino!

¡Basta de los tratamientos degradantes de Israel!

¡Por una Palestina libre y laica!

¡Fin del “Estado” de Israel!

[1] Palestina 60 años de Limpieza Étnica, pasado y presente de un genocidio colonial, de Roberto Ramírez.

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB