Por Marina H., SoB 461, 22/3/18

Categoría: Palestina Etiquetas: ,

Sentencia a Ahed Tamimi

“No hay justicia bajo la ocupación”

Luego de 5 semanas de comenzado el juicio contra la activista palestina Ahed Tamimi, su madre Narinam y su prima Nur, hoy se dio a conocer la sentencia: 8 meses más multas para la adolescente y su madre, y 16 días (ya cumplidos) más multa para Nur.

La detención de estas mujeres se originó a partir de la viralización de un video donde se ve a las dos adolescentes discutiendo y empujando a dos soldados de la ocupación, fuertemente armados, que se encontraban en el terreno de su hogar, luego de haber conocido que un primo de 15 años había sido atacado por una bomba de gas lacrimógeno, dejándolo en coma.

Como dijo Ahed frente a la pregunta de periodistas luego de conocer el fallo: “no hay justicia bajo la ocupación”. Sin embargo, hay que decir que el Estado sionista de Israel no logró lo que buscaba con esta persecución; una condena ejemplar de más de 10 años, que aleccionara a la nueva juventud que se levanta en Palestina luchando por su libertad.

Lejos de eso, Ahed se convirtió en un ícono de lucha de esa generación que, sin miedo, se enfrenta a una de los ejércitos más brutales, con su solo puño. La campaña por la libertad para la adolescente recorrió el mundo entero, siendo parte de los reclamos incluso en las movilizaciones masivas por el Día Internacional de la Mujer.

El fallo contiene la condena por sólo 4 de los 12 cargos que se le habían imputado desde un principio, incluyendo la cachetada que se viralizó por Internet. El hecho que la adolescente haya permanecido todo este tiempo encerrada (recordemos que se encuentra detenida en aislamiento desde el 19 de diciembre pasado) había sido justificado por su “peligrosidad” teniendo tantos cargos en su contra. Esta condena, sin dejar de ser repudiable, demuestra que toda la imputación estuvo armada para demonizar la figura de una valiente luchadora.

En palabras de su abogada, Gaby Lasky: “El hecho de que el acuerdo de culpabilidad estipule la eliminación de todos los cargos de la acusación que permitieron detenerla hasta el final del procedimiento legal, es prueba de que el arresto de Tamimi en la mitad de la noche y el proceso legal contra ella fueron pasos diseñados para saldar cuentas (contra la familia)”.

Esta persecución contra la familia Tamimi, y particularmente contra Ahed, estuvo signada por un intento de atacar el corazón de la lucha y resistencia del pueblo palestino. Desde un principio, el Estado sionista lanzó una campaña de desprestigio contra la adolescente, con declaraciones de altos funcionarios llamando a encerrarla de por vida. Ahed  fue violentamente arrestada por un grupo militar en medio de la madrugada, y ha estado encerrada desde hace ya más de 3 meses. Fue juzgada por la ley militar del ejército de ocupación, una legislación mucho más dura que sólo aplica para la población palestina. Y todo el transcurso de las audiencias del juicio se hicieron a puertas cerradas, evitando que la prensa internacional que viajó para presenciar el juicio pudiera registras esas jornadas.

Todas esas maniobras del Estado de ocupación fueron contrarestadas con la gran simpatía internacional que generó el caso de Ahed y su familia, exigiendo en todo el mundo su inmediata liberación. Lejos de haber logrado amedrentar a las y los jóvenes que hoy se levantan contra el régimen sionista y luchan a brazo partido por su libertad, la valentía y fortaleza de Ahed se han convertido en un bastión para continuar esa batalla.

Y con la fuerza de Ahed, seguimos levantando las banderas por la libertad inmediata de Ahed y Narinam Tamimi y todos los presos y presas por luchar contra la ocupación sionista!

Viva Palestina Libre capital Jerusalén!

Abajo el régimen de ocupación sionista!

Libertad para Ahed y Narinam ya!

Marina H.

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB