Por Karina González desde México, SoB 463, 5/4/18

Categoría: América Latina Etiquetas: , ,

Entre desaparecidos e impunidad, arranca la campaña electoral en México

Presidenciables omiten pronunciarse sobre el tema 

Por Karina González

El fin de semana pasado los candidatos a la presidencia de la República comenzaron sus campañas electorales. Ninguno comenzó en Guadalajara, Jalisco y puede ser circunstancial o no, pero Jalisco es un estado de la República Mexicana que está ubicado en la región oeste y es una de las tres entidades más pobladas del país, sin embargo,  cuenta con un reporte de tres mil 60 personas desaparecidas hasta enero de 2018, según el Registro Nacional de Datos de Personas Extraviadas o Desaparecidas (RNPED), de las cual 892, es decir el 29%, son menores de 25 años.

12 días antes de que comenzaran las campañas electorales, las calles se llenaron de manifestantes los cuales fueron rodeados de principio a fin por la policial federal y el ejército. La protesta exigía la localización con vida de Javier Salomón Aceves Gastélum, de 25 años, Daniel Díaz, de 20 años y, Marco Ávalos, también de 20, tres estudiantes de la Universidad de Medios Audiovisuales (CAAV) que habían sido levantados por una camioneta de la Fiscalía General de Jalisco mientras se encontraban de regreso de grabar un cortometraje.

Alejandra, prima de uno de los desaparecidos narró que se pararon en la carretera de Tonalá Jalisco porque el coche de ella se había calentado. “Veo que se bajan unos sujetos, con pistolas, armas largas, y nos dicen que son de Fiscalía y que nos tiráramos al suelo”, declaró Alejandra, quien viajaba con ellos. “Cuando levanté la cabeza, vi que ya no estaban las camionetas ni ellos.”

Los jóvenes son originarios de Mexicali, Tepic y Los Cabos, respectivamente, viven en la zona metropolitana de Jalisco para estudiar cinematografía, y son compañeros de la misma escuela.

La familia de Salomón presentó la denuncia ante la Fiscalía y relató que los hombres se identificaron como empleados de la dependencia, pero fueron informados que es muy común que los miembros de la delincuencia organizada mientan de esta manera.

Ante la desaparición de los jóvenes, la Federación de Estudiantes Universitarios exigió a las autoridades la aparición con vida de los tres alumnos de CAAV. Desde ese momento las redes sociales se volvieron virales con el hashtag #NoSonTresSomosTodoxs #LosTresEstudiantesDeCine de quienes hasta ahora no se sabe nada.

En la marcha, la cual movilizó a un gran sector de la población tapatía donde en todo momento se exigió la aparición con vida de los tres estudiantes, hizo un recorrido que atravesó la ciudad, teniendo la CAAV, de donde son alumnos y quienes convocaron a la protesta como lugar de salida y terminando concentrándose en la Glorieta de los Niños Héroes en Guadalajara desde donde se llevó a cabo un mitin para exigir investigación, castigo a los culpables y la aparición con vida de los estudiantes.

A modo de protesta, los padres de los tres desaparecidos dejaron en la Glorieta de los Niños Héroes ropa y pertenencias de sus hijos para exigir el esclarecimiento de los hechos y para que la sociedad no se olvide de la desaparición de los jóvenes.

Los manifestantes renombraron a la Glorieta de los Niños Héroes como la “Glorieta de los Desaparecidos.” 

La respuesta del gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval fue ofrecer un millón de pesos a las personas que proporcionen datos que lleven a su localización.

La Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) se sumó a las investigaciones que se llevan a cabo para dar con el paradero de los alumnos y evalúa la actuación de las autoridades.

Enrique Peña Nieto anunció que se trabajaría en conjunto con la CNDH, el gobierno estatal de Jalisco para encontrar a los desaparecidos.

Andrés Manuel López Obrador (AMLO) abanderado de Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), Partido Encuentro Social (PES) y el Partido del Trabajo (PT), en su discurso de inicio de campaña aseguró que su gobierno tendrá como principal propósito desterrar la corrupción y la impunidad en México; Ricardo Anaya titular de la candidatura del Partido Acción Nacional (PAN), Partido de la Revolución Democrática (PRD) y Movimiento Ciudadano (MC), prometió ser  madrugador para que todos los días a las 7 de la mañana ofrecerá un mensaje con propuestas de su gobierno; José Antonio Meade candidato por el Partido Revolucionario Institucional (PRI), Partido Verde Ecologista de México (PVEM) y Nueva Alianza (Panal) se comprometió a defender con su vida los intereses de la nación y Margarita Zavala candidata independiente afirmó que su prioridad es la prevención y presupuesto para combatir la inseguridad contra las mujeres, pero ninguno de los cuatro presidenciables habló de los tres estudiantes desaparecidos de CAAV, ni rindió un posicionamiento que exigiera su aparición con vida. Fueron olvidados en el ruido de la fiesta por comenzar una guerra por la silla presidencial.

Se revive Ayotzinapa

Después de 4 años de seguir exigiendo respuestas sobre los 43 estudiantes de Ayotzinapa y de no bajar la bandera de #VivosLosQueremos, se repite la constante del gobierno mexicano de atacar y desaparecer a sus jóvenes. 

Las calles se han vuelto a tomar y se repite la historia de exigir y pedir que se esclarezcan los hechos dónde 3 jóvenes que fueron levantados por elementos que se presentaron como parte del “equipo de seguridad” de la entidad se encuentran desaparecidos.

A los 43 de Ayotzinapa los detuvieron Policías Federales y el Ejército, integrantes del sector que “procura la seguridad del país” y a los de CAAV los levantaron miembros de la Fiscalía General de Jalisco, es evidente que en este nuevo Ayotzinapa está detrás el Estado.

El mismo Estado que ha permitido y sido cómplice de que casi el 30% de los desparecidos en la entidad sean jóvenes. Es el mismo Estado que mantiene vigiladas de principio a fin cada uno de las protestas y marchas que se han realizado por los estudiantes de CAAV, es el mismo estado que ahora busca ganar las elecciones cambiándose la máscara y el color de playera.

No queremos esperar 4 años o más, o tal vez otro levantón con más o menos estudiantes para que Ayotzinapa, y los estudiantes de CAAV pasen a ser solo casos y cifras de un presente terrible que está convirtiendo a México en un “triángulo de las bermudas” para miles de personas, especialmente para la juventud.

La exigencia es al gobierno estatal de Jalisco en donde Aristóteles Sandoval como gobernador debe dar la cara, llegar hasta las últimas consecuencias de este atropello y entregar a los alumnos con vida y no solo ofrecer millones de pesos para simular una búsqueda exhaustiva.

La exigencia para derogar la Ley de Seguridad interior aprobada el año pasado por la Cámara de Diputados y el Senado de la República (e impulsada por Enrique Peña Nieto), donde se legaliza la detención de todo ciudadano en circunstancia “sospechosa”, siendo el elemento de sospecha totalmente subjetivo y justificando cualquier acción de los elementos policíacos y ejército; está ley violenta los derechos humanos y sólo sirve para justificar la desaparición de miles y miles de personas en el país.

Este es el primer caso visible de los problemas reales que nos trae esta ley, que nos mantiene con una etiqueta de “delincuente” si un policía o militar nos quiere detener. 

Omiten a desaparecidos

Hasta el momento ningún presidenciable se pronunció sobre la terrible violación de Derechos Humanos que presenta esta la Ley de Seguridad interior y mucho menos de resarcir el decreto. Además, como si tres estudiantes desaparecidos no fueran importantes, López Obrador, Ricardo Anaya, José Antonio Meade y Margarita Zavala, iniciaron campañas electorales, en donde no hubo ni un solo pronunciamiento por el caso de CAAV. Al contrario, hubo reuniones llenas de fiesta y de promesas al viento que dejan a los mexicanos en segundo plano. 

México y su crisis de seguridad, de la mano de un círculo vicioso de corrupción que nos tiene gobernando desde hace decenas de años, nos ha llevado a la impunidad total, al grado que los “interesados en cambiar a México” ni nombran lo que realmente está sucediendo en el país. 

Lejos de los gritos, playeras de colores, acarreados en autobuses para llenar estadios o plazas como ciudadanos esperábamos escuchar un solo posicionamiento e indignación por cada uno de los desaparecidos que hay en Jalisco y en todo México. El cementerio en el que se está convirtiendo el país parece ser uno distinto al que los presidenciables quieren gobernar. 

¿Cómo puede haber tantos desaparecidos en México y al mismo tiempo nadie poder decir ni hacer nada? La “seguridad” que supuestamente hay gracias al ejercito en las calles, es en realidad la máscara para desaparecer, matar y torturar de manera legal a los jóvenes de este país.

La impunidad, corrupción e indiferencia del gobierno mexicano sigue llevando al pueblo al hundimiento. 

La lucha contra estos casos de desaparición está en la salida a las calles, el tomar los espacios públicos exigiendo que se termine con las terribles prácticas de violencia y adueñándonos del espacio. 

Desde la Corriente Socialismo o Barbarie reprobamos rotundamente la falta de interés de los  políticos mexicanos en esclarecer el caso de CAAV. 

Exigimos al gobierno mexicano la presencia con vida de los desaparecidos y a los presidenciables presenten su propuesta concreta para el freno violento contra la juventud mexicana.

Los candidatos deberían estar en las calles exigiendo al Gobierno Federal de Enrique Peña Nieto y al Gobernador de Jalisco que aparezcan con vida y de manera inmediata los  estudiantes de CAAV. Pero ni siquiera nombran a los desaparecidos en sus campañas, en un un intento por “naturalizar” esas formas de violencia como parte de la sociedad mexicana… ¡un desaparecido más, un desaparecido menos que más da, eso pasa todos los días! En el fondo es porque no están por atacar la impunidad que impera en México, que implicaría cuestionar las redes de corrupción y narcotráfico de la Policía, Ejército y figuras del “establisment” político mexicano.

Es el momento de implementar la Ley de Desaparición Forzada que se publicó en noviembre de 2017, es clave revisarla y ver cómo podrían aportar a modo de operación y perfiles de los responsables de estos ilícitos.

Obrador, Anaya, Meade y Zavala, las calles no son para entregar playera, tortas, refrescos y llenarlas de camiones con acarreados para figurar más puntos en las encuestas. Llenen un estadio o un plaza con una consigna contra la desaparición de personas y la impunidad, de lucha y de beneficio a favor de los mexicanos que les seguiremos diciendo #NoSonTresSomosTodoxs

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB