Por Fer Klaus, SoB 473, 15/6/18

Categoría: Asia Pacífico Etiquetas: , ,

China

Un gigante de la clase obrera se pone en movimiento 

Fer Klaus

La lucha de clases en el país asiático ha tenido puntos interesantes de crecimiento en los últimos días. Lo principal a remarcar sobre la coyuntura general es que pese a la poca actividad política y de carácter sindical, varios sectores de trabajadores utilizan los métodos históricos y tradicionales de la clase obrera para ganar las distintas luchas.

El más importante de estos casos en la actualidad es el de los camioneros, que desde el 8 de junio vienen realizando paros y coordinando (a través de aplicaciones y redes sociales) las diferentes medidas. La huelga ha paralizado en parte a 7 provincias y a numerosos municipios y ciudades, entre las cuales se encuentra Shangai. Vale aclarar que cada una de ellas cuenta con varios millones de habitantes, por ejemplo Hebei tiene 67 y Anhui 59, según un censo en 2010. El reclamo tiene 3 puntos centrales: disminución del precio de la nafta, una mayor tasa del flete y la reducción de las multas que realiza la policía de tránsito y el Estado en concepto de transporte. Básicamente, mayor salario y mejores condiciones laborales. Según una encuesta llamada “The Truck Drivers Survey Report”  de 2017, el 40% de los conductores trabajan más de 12 horas al día, lo que produce agotamiento y la incapacidad de alimentarse bien y dormir. Además muchos de ellos sufren de problemas cervicales. En relación a las multas la misma encuesta señala que el conductor promedio pagó 3000 yuanes al año, lo que sería alrededor de 10.000 dólares. La sanción económica se basa sobre todo en el exceso de cargamento que lleva el camión.

Otro de los casos es el de los operarios de las torres grúa. Son trabajadores de la construcción pero no están unidos en ningún sindicato y han unificado su lucha, llegando a un número de 10.000 laburantes que acompañan las medidas. Han desarrollado distintas protestas en más de 10 provincias y se ha extendido a más de 30 ciudades. Sus reclamos son parte de las conquistas históricas de la clase obrera a nivel mundial: jornadas de 8 horas (trabajan en promedio 12), contratos de trabajo formales, seguridad social, aumento de salario (con cláusula gatillo) y que se paguen los días de vacaciones. Los operarios ganan por mes entre 4000 y 5000 yuanes ($15.000 y $18.500) ¡$150 la hora por un trabajo en el cual se está adentro de una cabina a gran altura y sin tener ni si quiera un tiempo para ir al baño! Condiciones laborales de fines de siglo XVIII.

Un sector que también está en lucha es de los conductores del delivery de comidas. Su forma de empleo es a través de una aplicación, es decir, va más allá de una empresa en específico y ya llevan más de 15 paros en 11 provincias. Reclaman una modificación en lo que sería su convenio de trabajo dado que les pagan por kilómetro hecho aproximadamente 4 yuanes ($3,50). Es decir no hay un salario mínimo fijo y no tienen ningún seguro médico por accidentes.

Estos tres sectores reúnen características comunes. La principal es que la mayoría de los trabajadores son migrantes que no tienen permitido asentarse de forma permanente en su zona laboral. Alrededor de 300 millones de chinos viven en esta situación y son un elemento esencial de las últimas décadas de restauración capitalista china. Están sometidos, como toda la clase obrera, al régimen de Hukou (pasaporte interno para regular la radicación de trabajadores en las ciudades). Todo ellos han tenido como referencia el 1ro de mayo de este año (sobre todo los operarios y los conductores de delivery) para concretar jornadas nacionales en pos de generar solidaridad entre los trabajadores del mismo sector y hacia afuera y con una clara determinación de potenciar la lucha. Lo más característico de todos estos movimientos es que han logrado cierta organización a escala nacional pasando por arriba de la burocracia de los sindicatos, controlados con mano de hierro por el PC, dejando claro que algo nuevo está naciendo en el seno de la clase obrera más grande del mundo.

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB