Por Johan Madriz, 27/9/18

Categoría: Costa Rica Etiquetas: ,

Gigantesca marcha de los gatos en el día 17 de huelga

Por Johan Madriz

Estamos ante un acontecimiento histórico de la lucha de clases en el país, con una de las huelgas de mayor prolongación en este siglo (ya hoy alcanzó la duración del Combo ICE) y con menos de seis meses de haber iniciado el gobierno de Alvarado.

Este miércoles se realizó la llamada marcha de los gatos. El nombre hace alusión a las reiteradas declaraciones del gobierno ninguneando la huelga en la que, según ellos, solo participan “cuatro gatos”.

Las estimaciones indican que sobrepasó el medio millón de personas de la marcha nacional del pasado 12. Esto a pesar del operativo represivo con la utilización de la fuerza policial para despejar los bloqueos y la detención de los buses que transportaban a los huelguistas desde todas las regiones del país a la capital. Justo el día anterior el presidente se dirigía al país diciendo que “el tiempo se agotó”, en alusión a que la única vía para solucionar el déficit es el plan de los de arriba.

Nuevamente la Asamblea Legislativa fue amurallada y se desplegó a la policía montada, en imágenes que inevitablemente nos hacen recordar el Combo ICE.

El gobierno se mantiene firme en su postura de continuar con el proyecto de ley a toda costa y a pesar de la soledad social en la que se encuentra, sin ningún apoyo por abajo. En un acto provocador, el presidente anunció en cadena nacional que le solicitó a la presidencia legislativa apurar el trámite y al Poder Judicial gestionar con prontitud las declaratorias de ilegalidad presentadas por los diferentes ministerios e instituciones.

Mientras tanto, las dirigencias sindicales se mantienen en un “dialogo preliminar” con las autoridades gubernamentales desde la semana pasada apostando a renegociar el proyecto, algo a lo que no están cediendo. Este es un espacio estéril, donde el gobierno coloca como punto uno de la agenda la finalización de la huelga. Es necesario abandonar ese espacio, ya que, el único dialogo posible es el que exigen las calles: que el plan fiscal muera.

Tras 17 días de huelga, el movimiento se mantiene enérgico y combativo (especialmente en las regiones periféricas). El giro autoritario y conservador de esta administración hace que la gente tenga más disposición a luchar. Pero un movimiento tan prolongado plantea la necesidad de que las acciones no se vuelvan rutinarias y en ese sentido se plantea la tarea de radicalizar la lucha especialmente en el área metropolitana donde la camisa de fuerza de las burocracias mantiene todo más pasivo: hacer cortes de ruta, tortuguismo, etc. con acciones que impacten más socialmente, de forma tal que aumente la presión hacia el gobierno.

Alvarado y la burguesía están apuntados con sacar esta reforma cueste lo que cueste, apurando la aprobación del plan a la carrera, lo que puede ser un factor de polarización durante la otra semana. Así que la tarea planteada no es fácil pero tampoco imposible. Para ello es menester tomar medidas para sumar al sector privado, que por la dictadura patronal con que se rigen las fábricas, no puede incorporarse a la huelga. Asimismo, es necesaria la reactivación del movimiento estudiantil que esta pasivo. Ambos son sectores trascendentales en la lucha y que de sumarse dinamizarían la coyuntura  política.

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB