Entrevista: John Castellanos. 16/10/18.

Categoría: América Latina Etiquetas: , , ,

16 de oct. de 18 Universidad Nacional De Colombia (sede Bogotá) Entrevista al estudiante: Daniel Ortiz, (D.O.) estudiante de Ingeniería Mecatrónica. Entrevista: John Castellanos Socialismo o Barbarie (SoB) Colombia

SoB: Háganos un recuento de la educación superior pública en Colombia.

DO: Bueno, la educación pública superior, está congelado el presupuesto desde el año 1992, sólo aumenta con el IPC (Índice de Precios al Consumo) pero el gobierno no ha tenido en cuenta que la Universidad ha aumentado su cobertura casi en un 700% alrededor de todo el país, se han abierto nuevas sedes, la sede Amazonias, la sede Caquetá y también debemos tener en cuenta que la tecnología ha avanzado muchísimo y yo que estudio Mecatrónica, tengo que trabajar con unas máquinas de hace 20 años, cuando la tecnología actual está usando unas máquinas laser muy diferentes y eso me genera temores. Que yo al salir a mi vida laboral, pues me encuentre con cosas que no sé manejar, ya que, pues no me pueden servir las enseñanzas, para manejar máquinas tan avanzadas por que la Universidad no tenía el dinero para comprarlas.

SoB: Haber le agrego, otras universidades en el país, ya sean privadas, ¿tienen esa tecnología, que usted dice que falta aquí en la Universidad Nacional?

DO: No estoy enterado muy bien, pero por lo menos tengo muchos ex compañeros de colegio que prefirieron estudiar en los Andes, que prefirieron estudiar en la Escuela de Ingenieros por que venían, miraban los laboratorios que tenía la Nacional y después veían los laboratorios que tenían esas universidades y optaban por entrar a créditos con el ICETEX (Instituto Colombiano de Crédito Educativo y Estudios Técnicos en el Exterior), entrar a crédito con bancos  con tal de participar en mejores laboratorios; sólo por esa razón preferían estudiar en otras universidades.

SoB: ¿Cómo ha sido el proceso organizativo  del movimiento, antes y  hoy, de estudiantes, profesores y trabajadores?

DO: En un principio fueron únicamente los estudiantes, en ese momento los que empezaron el movimiento fueron la UNEES, (Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior) luego se unieron muchas otras asociaciones estudiantiles, personas no afiliadas. Yo no estoy afiliado a ninguna asociación ni a ningún movimiento y como estudiantes nosotros planteamos pues entrar en este paro, obviamente con asambleas que es la manera más democrática  de incluir a todos, porque en una asamblea todos tienen la palabra, todos pueden participar y están representados por sí mismos, no por alguien que les lleve la palabra,  luego los profesores dijeron que querían ser incluidos en este movimiento, desde la ASPU (Asociación Sindical de Profesores Universitarios), nos dijeron que por favor los incluyéramos, que ellos también hacían parte y que ellos también nos apoyaban y el otro estamento que lo llamamos administrativos, los trabajadores digamos, pues ellos también en una asamblea, nos dijeron que por favor los invitáramos, porque ellos también se sentían afectados por toda esta situación que está sucediendo en el país.

SoB: ¿Cómo está engranando esa situación de los tres entes?

DO: Una aclaración, la asamblea decreta paro, el día jueves (10 octubre 2018), la marcha fue el día anterior y desde entonces por departamento, por facultad, nos hemos estado moviendo, organizando asambleas, espacios como este, donde se debaten distintos temas, como las exigencias que se le van a hacer al gobierno, como los delegados que se pueden llegar a elegir para una representación en caso de que se haga una negociación, o incluso ante medios de comunicación, se han tratado también temas de cómo llevar a cabo el paro que fue una de las cosas que vimos hoy, qué actividades se pueden hacer, para que no perdamos tanta clase, para que los profesores no sientan que los estamos bloqueando en su labor. Todo ese tipo de cosas hemos estado llevando durante el paro, también se han estado haciendo pintatones de carteleras, se han estado haciendo campamentos en los que se preparan las jergas para las marchas, en los que las personas pueden compartir sus ideas diferentes, respecto a todo este movimiento.

SoB: Respecto a la acogida de la sociedad en general, con la actividad, ¿qué lectura tienen?

DO: Yo he sentido una acogida muy grande, lo pudimos presenciar el día 10 de octubre con la movilización tan monumental que tuvimos, nos acompañaron también universidades privadas, nos acompañaron asociaciones de maestros de la educación pública media y  primaria. Entonces creo que hemos sido muy bien acogidos como movimiento, porque  es una situación muy notoria, cualquier persona que se acerque a la Universidad Nacional o a cualquier institución pública, se va a dar cuenta que realmente estamos en condiciones precarias.

SoB: ¿Qué ha cambiado desde las negociaciones de las FARC con el Gobierno de Santos y las luchas sociales?

DO: Nosotros como citadinos, pues uno no siente el cambio, uno no dice: me mejoro la vida de un momento a otro, pero por lo menos, soy consciente que la cantidad de asesinatos en guerra, en combates, redujo de una manera increíble y son personas que ahora se pueden adaptar  a una vida más normal, que pueden estudiar, que pueden trabajar, que pueden participar de esto que llamamos  democracia. Entonces me parece que es algo muy positivo, por lo mismo porque soy citadino, porque no vivo en zonas de conflicto, pero me parece que ha sido algo muy positivo y creo que todos esos costos que nos estamos ahorrando en guerra deberíamos invertirlos en educación y ahí podría decir que sí siento un buen impacto.

SoB: Anexado a esa pregunta, desde el lado de los trabajadores de los sectores en conflicto, es más fácil que participen las mayorías en este tipo de conflictos, lo digo porque antes cualquier lucha era relacionada con el movimiento guerrillero.

DO: Claro, incluso no me acuerdo que el ministro de Defensa (Guillermo Botero), dijo que los movimientos, de trabajadores, los movimientos sociales, eran auspiciados por grupos guerrilleros y narcotraficantes. Esto me parece la blasfema más grande que han podido decir porque nosotros, como estudiantes, hablo en nombre de los estudiantes, no estamos identificados con ninguna guerrilla, ni con ningún grupo ilegal o al margen de la ley, nosotros somos el estamento estudiantil, nosotros no estamos siendo financiados por ningún movimiento y me parece bien que las guerrillas  y todo esto empiecen a acogerse a procesos de paz y a desmovilizarse, para que ese mito de que ellos son  quienes nos financian acabe por completo.

SoB: A nivel mundial, ¿qué importancia tienen las luchas de los pueblos, para el estudiantado? Miremos 2 referentes; primero, el caso de Brasil con el señor Jair Bolsonaro, que en primera ronda electoral sacó el 46% de los votos, esto significa que estamos casi a puertas de que un personaje de extrema derecha tome la presidencia en Brasil  y segundo, ¿qué saben ustedes sobre el proceso del derecho al aborto que es impulsado en varios países del mundo?

DO: En esto hablo en lo personal, pues no puedo hacerlo a nombre de los estamentos estudiantiles. Me parece que estamos viendo un populismo de derecha, porque siempre se tenía la idea de que el populismo era de izquierda, pero creo que es muy obvio y muy fácil de presenciar que el populismo actual lo tiene la derecha con medidas como la penalización  de la dosis mínima  y todas esas cosas con las que le prometen al pueblo acabar con sus problemas como son el narcotráfico o el consumo, con unas medidas que son totalmente ineficientes. Y podemos ver el caso de Canadá,  un país de Primer Mundo desarrollado, donde el día de mañana se legaliza el consumo de marihuana con fines recreativos, entonces yo digo, por qué los países desarrollados del Primer Mundo que no tienen conflictos, que están perfectamente, se acogen a estas medidas como solución y nosotros tomamos unas medidas completamente opuestas; pues yo creo que la única palabra que cabría para eso es populismo. O el señor Bolsonaro igual que acá el señor Duque, están ganando con populismo. Porque para nadie es un secreto, que Brasil era un gobierno de izquierda  y hubo casos de corrupción, eso es innegable y el manse aprovechó de esto y dijo no, pues yo voy a acabar con la corrupción y la gente en su ignorancia no conoce quién es este hombre, no conoce las declaraciones que ha hecho frente a las personas con color de piel diferente, frente a las personas  de las comunidades LGTBI, que dice que es mejor pegarle o torturar a alguien que dice ser gay, esto es algo completamente medieval o sea esto es un retroceso social. ¿Cómo hacen estas personas para ganar? Con la mentira, con el odio y con el miedo, eso es lo que yo veo en este tipo de cosas. Frente al aborto mi postura, yo fui criado en una familia cristiana, evangélica, pues  para mí es un tema muy difícil porque  es un valor  inculcado que yo tengo, el derecho a la vida y ese es un tema muy difícil de tratar. De nuevo yo estoy hablando aquí en lo personal, pero si me parece que una mujer debe tener el derecho a decidir sobre su cuerpo, porque acá estamos hablando de que son gobiernos que prohíben el aborto supuestamente defendiendo la vida, pero una vez que el niño nace, no le dan ni buena salud, ni buena educación, ni buena alimentación. Entonces lo que estamos haciendo es dejando que nazca un niño para que fuera del vientre de su madre muera. Es algo contradictorio, porque si un Estado no va a apoyar el aborto y lo va a prohibir es porque le va a asegurar a esos niños que van a nacer un estilo de vida saludable, un estilo de vida  con educación, con condiciones óptimas  y no dejarlo  morir a su suerte que es lo que estamos viendo.

SoB: Las luchas de los años 60, 70, y las luchas actuales, ¿usted qué cree que hay de diferencia de unas con otras, de similitud de unas con otras  y qué rescataría usted de esas diferencias o similitudes?

DO: Qué diferencias hay marcadísimas, las redes sociales, eso es algo que  cambia que  evoluciona a las revoluciones, valga la redundancia. Ahora la gente desde sus casas se pueden enterar de qué está pasando al otro lado del mundo, decir si lo apoya, sino lo apoya. Antes si alguien  no tenía conocimiento sobre un tema, probablemente se quedaba ignorante y no apoyaba o iba en contra de algo. Hoy en día nos basta con  sacar el celular y escribir en google qué es tal cosa, qué está pasando en tal lugar y la gente puede ser consciente del por qué se están dando los movimientos y eso me parece algo buenísimo; en eso pues es un cambio drástico que se ha dado, antiguamente era el voz a voz, las radios, los periódicos. Otra diferencia, antes las movilizaciones eran un poco más violentas, se generaban inmediatamente grupos al margen de la ley. Si un movimiento no llegaba a su objetivo generaba una guerrilla; hoy en día ya no, hoy estamos tratando recurrir un poco más al diálogo. Sin embargo, el Estado aún usa métodos de represión cuando siente que ya no puede hacer nada y que los movimientos se les están saliendo de las manos y esto sí ya como opinión personal, yo creo que en un Estado democrático como en el que estamos, el EsMAd (Escuadrones Móviles Antidisturbios) debería desmantelarse, eso es una fuerza de represión, es un mecanismo para silenciar a los movimientos.

Que similitudes tienen, creo que algo que ha sido muy notorio durante toda la historia es que la juventud tiene como… no sé, algo hormonal, pero la juventud siempre se acoge a los movimientos revolucionarios y eso lo podemos ver desde  la Revolución Francesa, que eran muchachos ilustrados los que empezaron a montar todo este cuento de la libertad, fraternidad e igualdad. Hoy en día que somos los estudiantes los que estamos tomando las banderas  de la educación que es algo que nos afecta a todos, los adultos, hasta los que no han nacido, entonces creo que sí es algo en lo que sí se han mantenido históricamente las movilizaciones. Creo que los medios de comunicación, antes eran un poco más dados a hacerse al lado de quienes se movilizaban y ahora como los medios de comunicación son privados, creo que se acogen más a lo que le diga el jefe, a lo que le diga el dueño.

SoB: Anexo a lo anterior, ¿usted cree que ha habido un proceso de continuidad de las luchas no sólo de los estudiantes, sino del resto de la población, trabajadores, mujeres, de la época de los 60, 70, 80? A lo que es actualmente la lucha, ¿usted cree que ha habido un proceso lineal o hay un rompimiento en esa situación?

DO: No creo en un movimiento lineal, sino ondulado, a veces tenemos picos, a veces tenemos valles, nos vamos moviendo entre momentos muy fuertes de protesta de movimientos y momentos donde las cosas se ven tranquilas donde la  lucha social no se hace tan presente.

SoB: Por lo que alcancé a ver en la asamblea, no es seguro de si el paro se termina el viernes 20. En su visión, ¿cómo cree que culminará la lucha?

DO: El gobierno tiene este razonamiento: el pueblo nos eligió y vamos a hacer las cosas a nuestro modo, decir que vamos a conseguir todo lo que exigimos es imposible. Podríamos empatar teniendo el respaldo de la población, como sucedió en la marcha del 10 de octubre, si alcanzamos el presupuesto para finalizar este año y el 2019. Y perderíamos si lográramos sólo el medio billón de pesos que ha ofrecido el gobierno al día de hoy, con este dinero no alcanzaría ni a cubrir el año actual.

Por último mañana 17 es la toma de Bogotá, con delegaciones de diferentes lugares del país.

SoB: Unas palabras finales.

DO: Las luchas sociales son fundamentales, son los movimientos los que generan las revoluciones, por ellas hemos llegado lejos, además no caer en el populismo de derecha.


POR LA DEFENSA DE LA EDUCACION PUBLICA SUPERIOR, NUEVAMENTE EN PIE DE LUCHA

Socialismo o Barbarie Colombia

Corriente internacional

Las universidades públicas, sus estudiantes, profesores y trabajadores han retomado la lucha contra el gobierno de turno (Iván Duque). Por una realidad que es insoslayable de mucho tiempo atrás, la crisis del sistema educativo superior, que a su vez es el reflejo de la crisis en todos las esferas del sistema que nos gobierna, el capitalismo.

Esta lucha justa desde todo punto de vista,  también es parte de las luchas que los trabajadores y oprimidos del mundo llevan a cabo con los gobiernos de cada uno de sus países.

El movimiento estudiantil de las universidades públicas de Colombia, ha demostrado en diferentes momentos de la vida nacional, su disposición para defender las causas propias y en algunos momentos los de sus aliados naturales, trabajadores y minorías violentadas.  El penúltimo capítulo de este proceso fue la MANE (Mesa Amplia Nacional Estudiantil) y su triunfo en el 2011 contra el gobierno de Juan Manuel Santos y su proyecto de reforma de la educación superior.

Hoy en día esta causa tiene continuidad en el estudiantado en la ENEES, (Encuentro Nacional de Estudiantes de Educación Superior 2018) que mediante un proceso interno ha deliberado y tomado las banderas de la defensa de la educación superior pública y de manera multiestamenteria con maestros y trabajadores del sector, nuevamente pone contra las cuerdas al gobierno recién posicionado de Iván Duque y quienes lo rodean, (centro democrático, partido liberal, conservadores y algunos que se disfrazan de progresistas, pero que con su silencio y parquedad, respaldan al gobierno.)

Desde estas líneas, la corriente internacional Socialismo o Barbarie (www.socialismo-o-barbarie.org/) nos hacemos solidarios con la justa y necesaria lucha de los estudiantes, profesores y trabajadores de las universidades públicas, ponemos nuestros modestas fuerzas a su servicio y llamamos a no desfallecer hasta conseguir las metas tácticas propuestas.

Hacemos también un llamado a los sectores sindicales, políticos y sociales a:             – Confluir en esta lucha que beneficia a la población más necesitada y desvalida del país.

– Promover, como se han venido desarrollando, las asambleas, el debate y la movilización.

– Acordar con las centrales obreras y sindicatos en general, el llamado a la solidaridad con el conflicto y su presencia permanente en las tareas votadas por los entes establecidos por los estudiantes, profesores y trabajadores de la educación superior.

– Promover y comenzar a trabajar por un Paro Cívico Nacional, que haga converger a los diferentes sectores que vienen siendo afectados de tiempo atrás por las políticas gubernamentales, que sólo obedecen a entes internacionales, como el FMI, BM, y la OCDE y levantar un pliego único que aglutine todas las demandas, que cada sector vea necesarias (educación, salud, laboral, minorías, etc.).

Recalcar también que aunque la derecha hace avances estratégicos en sus políticas totalitarias, en el mundo y el continente, encuentra una respuesta inmediata de parte de los trabajadores, estudiantes y población en general contra sus medidas  o políticas de explotación, opresión y vejación, (en EEUU: Trump vs Movimiento de mujeres; en Argentina: Macri vs Movimiento pro aborto y luchas obreras; en España: Rajoy y Pedro Sánchez vs Independentistas de Cataluña; en Francia: Macron vs. Movimiento Inter sindical; en Costa Rica: Alvarado vs Paro Nacional; en Nicaragua: Ortega vs levantamiento popular, etc).

– De manera especial hacer un llamado urgente para difundir y hacer campaña (#Ele ñao) contra el peligro que conllevaría para Brasil, los pueblos y trabajadores de nuestra región, el avance de Jair Bolsonaro, un neonazi, racista, misógino, homofóbico y totalitario, que electoralmente puede alcanzar la presidencia del país más grande de América Latina, y le daría un impulso a sus pares en  gobiernos y seguidores.

Compañeros estudiantes, profesores y trabajadores de la Universidad pública de Colombia: Socialismo o Barbarie pone a su disposición su revista internacional y las publicaciones que a nivel nacional, nuestros partidos difunden con las luchas de los trabajadores, estudiantes, mujeres, sectores minoritarios y otros, en contra de las políticas de los gobiernos y poderosos del mundo, sus paginas están abiertas a sus reclamos, así como también los invitamos a ser parte organizativa de nuestra corriente.

JC

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB