Por Luz Licht. IzquierdaWeb, 26/10/18.

Categoría: Brasil Etiquetas: ,

Brasil – El proyecto económico de Bolsonaro: ajuste, privatizaciones y precarización laboral

Por Luz Licht

Es una desgracia ser patrón en este país, con tantos derechos para los trabajadores” (2014, entrevista para un diario brasileño, Jair Bolsonaro)

El domingo que se conoció el resultado de la primera vuelta en las elecciones de Brasil, los mercados reaccionaron con una euforia absoluta, registrándose un alza del 5% del B3, principal índice bursátil del país, así como una apreciación del real respecto al resto de las monedas, el lunes 8 de octubre. Esta muestra de alegría no sería nada casual, como buen militar simpatizante de las dictaduras, Bolsonaro es también un defensor convencido de las ganancias empresarias a costa de las espaldas de los trabajadores.

Estas expectativas de que las superganancias a costa de los derechos y bienestar del pueblo trabajador estarían garantizadas por el hombre que concentrará el poder sobre el rumbo económico, Paulo Guedes, quien cuenta ya con el puesto de superministro asegurado, , veamos brevemente algo de su currículum:

“Guedes es un economista ultraliberal, nacido en Río de Janeiro en 1949. Cuenta con un PhD de la Universidad de Chicago y de es considerado un discípulo de los “Chicago boys”, aquellos economistas capitaneados por Milton Friedman que en la segunda mitad del siglo pasado influenciaron las reformas liberales de países como Estados Unidos, Reino Unido y Chile.

En su CV figura que fue el fundador del Instituto Millenium, un “think tank” que pregona el pensamiento liberal, como así también el creador del Banco Pactual y socio de la empresa Bozano Investimentos.”[1]

“Fue profesor en la Pontificia Universidad Católica de Rio de Janeiro, en la Fundación Getúlio Vargas de Rio de Janeiro, en el Instituto de Matemática Pura y aplicada. Incluso dio clases en la Universidad de Chile, en plena dictadura de Augusto Pinochet.”[2]

Es así que para este ultraliberal ligado al mundo de las finanzas, quien ya es investigado en causas de fraude y corrupción, le estará reservado el puesto de Ministro de Economía, así como el férreo control y seguimiento sobre el Banco Central.

Algunos trazos generales del futuro económico están ya previstos, van en un franco sentido de ataque a los trabajadores y sus conquistas. En el documento que presentó al Tribunal Superior Electoral, un PDF con las propuestas de campaña, más allá de la demagogia, se define al modelo liberal como “el garante de la prosperidad y crecimiento del país” y se balbucea sobre las perspectivas de empleo y posibilidad de ascenso social en beneficio de los trabajadores. Nada más falso, puesto que el modelo neoliberal es garantía de empleos de superexplotación y precarizados, desigualdad y empobrecimiento mientras se aseguran grandes ganancias para los empresarios.

Los pilares serán, por un lado, el achicamiento del déficit fiscal que viene de la mano del pago de intereses de la deuda; “(…) propone reducir en un 20% la enorme deuda pública brasileña mediante un gran proceso de privatización de empresas estatales. ‘Privatizar todo’, suele ser el slogan que agitan los seguidores de Bolsonaro. De acuerdo a los datos del FMI, la deuda pública federal representará el 87,3% del PBI en 2018, 90,2% en 2019 y llegará al 100% en el 2023. A su vez, conlleva un gasto de 400.000 millones de reales cada año -más de 100.000 millones de dólares- en términos de pago de intereses.”[3]

Entre las 147 empresas más importantes que prevé privatizar el posible superministro está Petrobras, junto con los recursos estratégicos que controlan las mismas y están en manos del Estado.

Otro importante eje será la implementación del fallido intento por parte de Temer de aplicar la reforma previsional, yendo a un régimen de capitalización y administración privada de las pensiones y jubilaciones de los trabajadores. Esto de la mano de una reforma tributaria y la promesa de mayor descentralización en favor de los estados (provincias) y municipios.

En un país que no se recupera de la recesión que lo golpea hace años, con grandes contrastes sociales que se agudizan tras el paso de las contrarreformas aplicadas por Temer, son sistemáticamente atacados muchos derechos conquistados. Brasil cuenta con más de 200 millones de habitantes, tiene una tasa de desempleo del 12,4% (que afecta sobre todo a la población negra, a jóvenes y las mujeres) de acuerdo al Instituto Brasileño de Geografía y Estadística que indica también que hay 52 millones viviendo bajo el umbral de la pobreza.

[1] https://www.iprofesional.com/finanzas/279408-brasil-bolsonaro-guedes-El-misterio-de-Paulo-Guedes-el-economista-elegido-por-Jair-Bolsonaro-para-conducir-la-economia-brasilena

[2] https://www.france24.com/es/20181014-paulo-guedes-guru-economico-bolsonaro#

[3] https://www.lapoliticaonline.com/nota/114642-quien-es-y-que-piensa-el-hombre-que-podria-manejar-la-economia-de-brasil/

  • Publicaciones de la corriente SoB

  • Elaboraciones estratégicas de la corriente SoB