Categoría: América Latina, Costa Rica Etiquetas: , , , , , ,

Por Johan Madriz

Del 22 al 26 de abril desde el Nuevo Partido Socialista (NPS), Las Rojas y Ya Basta se realizó la Semana del Pensamiento Socialista 2019 en la Universidad de Costa Rica. Una oportunidad para el intercambio de ideas ante un capitalismo que no va más, que no genera perspectivas y está llevando al mundo (en todo sentido) al desastre.

Las diferentes actividades lograron aglutinar a unas 200 personas y suscitaron un intenso debate (presencialmente y en redes sociales) que demostró la necesidad de espacios discusión y análisis como este en la agenda política del país.

Un Marx para el siglo XXI

El día 23 iniciamos el primer conversatorio con la participación de Jorge Barrientos (profesor de Historia de la UCR), Graciela Mora (docente de Sociología de la UCR y militante de Las Rojas y el NPS) y Víctor Artavia (historiador y militante del NPS); además de la moderación de Sthefanny Zúñiga, estudiante de Artes de la UCR.

A 200 años del nacimiento de Marx todavía sus ideas generan grandes ímpetus, ya sean por sus adeptos o sus detractores. En este panel se discutieron sus aportes teóricos y programáticos para entender el modelo capitalista de producción y el antagonismo entre las clases poseedoras y las explotadas.

Su obra teórico programática es integral al abordar globalmente la economía, la política, la historia, la filosofía y las ciencias naturales. Es así que no se puede reducir su obra solamente a la crítica económica sino que desarrolla un método de análisis para ser utilizado en el examen de la vida social.

En ese sentido se recalcó la necesidad de estudiar el marxismo de una forma no dogmática, como realizan algunos sectores de izquierda, sino “pensando por uno mismo” según las circunstancias y problemáticas. Además es necesario ser coherente con estas ideas y por tanto se muestra necesaria la praxis política, la necesidad de la militancia revolucionaria para transformar el mundo y no solo explicarlo.

La crisis ecológica del capitalismo

El miércoles 24 de abril se abordó la problemática medioambiental y ecológica que ha provocado el capitalismo y se expusieron tres casos de luchas que se están llevando adelante en estos momentos en el país; para lo cual se contó con la moderación de Karynm Osegueda, estudiante de Trabajo Social de la UCR.

Esteban Barquero, del Movimiento Ríos Libres, explicó la lucha en defensa de los ríos en el cantón de Turrialba, donde una empresa privada pretende acabar con toda una zona boscosa para la construcción de una hidroeléctrica que no es necesaria. Luego Angélica Alvarado del Movimiento Ríos Vivos relató la pugna que están desarrollando en diferentes comunidades de Pérez Zeledón contra las pequeñas represas hidroeléctricas que intentan apropiarse de los ríos de la zona para obtener ganancias a partir de la obligación del ICE de adquirir la electricidad de generadores privados.

Por su parte Alejandro García de la Asociación Ecologista Desamparadeña conversó sobre la problemática en cuanto a la defensa de la Loma Salitral, en ese cantón josefino, uno de los últimos bosques húmedos premontanos del Valle Central que está siendo amenazada con el desarrollo urbanístico privado.

Finalmente Deby Calderón, militante de Ya Basta y el NPS, expuso la visión que desde el marxismo se ha desarrollado sobre la problemática ambiental bajo el capitalismo que ha alienado al ser humano no solo de su trabajo sino también de su relación con el medio ambiente. El capitalismo como sistema explotador y depredador está en función de las ganancias y por lo tanto concibe a la naturaleza como una mercancía más y busca las formas de convertirla en tal. De esta manera el supuesto “capitalismo verde” y las soluciones individuales que plantea no son una solución real a la catástrofe del planeta.

Además, durante la actividad se recordó que justamente ese día se conmemora el 48 aniversario de la lucha social contra ALCOA, abanderada por el movimiento estudiantil secundario y universitario que logró ganar la pelea contra el gobierno y esta empresa estadounidense que pretendía desarrollar una explotación de bauxita en San Isidro del General.

Rosa Luxemburgo, su legado teórico y la vigencia de su pensamiento

Finalmente se cerró la semana con el panel conformado por Sonia Angulo (profesora de Trabajo Social de la UCR) y Heidy Valencia (docente y militante de Las Rojas y el NPS); con la moderación de Daniela Rojas, militante de Las Rojas y el NPS.

Esta gran revolucionaria que aun hoy, tras cien años de su asesinato, es poco estudiada y abordada con mucha cautela por algunos sectores, fue una extraordinaria militante revolucionaria, estudiosa y gran oradora. Su abordaje de temas como la huelga general, el papel de los parlamentarios de izquierda, el imperialismo y el feminismo, son algunos de los grandes aportes que ha legado a la teoría y praxis política marxista.

Desde muy joven, e influenciada por su entorno, se interesó por la participación política y logró hacerse un espacio hasta ser una de las principales figuras de su época en el movimiento obrero alemán. Se opone a la dirección que toma su partido (el SPS) al abandonar los postulados del marxismo y colaborar en la aprobación de los créditos de guerras que permitieron la masacre de la Primera Guerra Mundial. Formó el grupo Spartacus junto al Karl Liebknecht, que sería el precursor del Partido Comunista Alemán, desde donde continuo su actividad política hasta que fue asesinada.

Su fórmula de socialismo o barbarie, sintética pero con un contenido político gigante, se adelantó a su época para describir el futuro de la humanidad (y el planeta) bajo la egida del capitalismo y que hoy día es plenamente vigente.

Es necesaria una alternativa de izquierda

Es así que esta jornada resultó ser un éxito al colocarse como un espacio de amplia discusión y análisis. En un mundo bajo el imperio del capitalismo que no tiene, ni merece, ninguna legitimidad social, que genera guerras, migraciones forzosas, pobreza, desigualdad, crisis y destrucción, la solución no pasa por “mejorar” el sistema, por hacerlo mas “humano”. Estas recetas son una contradicción en sí mismas.

Las crisis del modelo actual solo podrán ser abordadas si son las grandes mayorías las que deciden los asuntos de la sociedad y organizan la economía en función de las necesidades del ser humano y la naturaleza no en función de las ganancias de unos cuantos.

Más allá del aprendizaje teórico, esta SPS dejó en claro la necesidad de relanzar una alternativa de izquierda, socialista, anticapitalista, feminista y ecologista que enfrente al capitalismo, que aglutine a esos amplios sectores (principalmente de la juventud) que ahora ven bien la palabra socialismo.