Categoría: Costa Rica Etiquetas: , , ,

Fotografía tomada de redes de la Asociación de estudiantes de Artes Plásticas de la UCR

Por Sthefanny Jara Zúñiga

El lunes 13 de mayo el edificio de Artes Plásticas se vio afectado por una pequeña “inundación” en el aula y las oficinas de cerámica, producto de la entrada de la estación lluviosa. Debido a esto, las clases programadas en esa aula se tuvieron que trasladar (de forma improvisada) para la soda del edificio.

Este es un problema de infraestructura que se repite desde hace muchos años y es un reflejo de la precarización que sufre el sector cultural, tanto a nivel nacional como universitario.

A pesar de que el actual edifico de Artes Plásticas presenta este y otros problemas  (como el hacinamiento), ni Rectoría ni ninguna otra instancia universitaria muestra algún tipo de interés en mejorar las condiciones de infraestructura para el estudiantado como para el personal docente y administrativo, tal es así que la construcción de un nuevo edificio ha encontrado, en múltiples ocasiones, con trabas burocráticas de la administración universitaria.

Por su parte, la Federación de Estudiantes de la UCR (FEUCR) brilla por su ausencia ante este tipo de problemáticas, demostrando nuevamente el tipo de gestión que realiza el partido Progre: limitada a los espacios formales institucionales y sin ninguna propuesta de organización estudiantil desde abajo para luchar por nuestras reivindicaciones ante la rectoría y el gobierno. Por eso el Directorio Federativo no aparece cuando se manifiestan los problemas de infraestructura y se requiere organización estudiantil para exigir las mejoras a la administración universitaria.

Ante esto, desde ¡Ya Basta! consideramos que es importante que las y los estudiantes de Artes nos organicemos para exigir un nuevo edificio que cumpla con las condiciones óptimas para el estudio; así como pedir medidas inmediatas para prevenir nuevas inundaciones en los meses venideros. No podemos “naturalizar” que el edificio de Artes Plásticas de inunde: ¡tenemos que organizarnos para exigir condiciones óptimas de estudio y trabajo, como lo merece cualquier estudiante, trabajadora o trabajador de la UCR!