Categoría: Costa Rica Etiquetas: , , ,

Por La Chispa Obrera

El 12 de agosto finalizó la huelga en la Caja Costarricense del Seguro Social (CCSS), cuyo resultado fue una victoria para los trabajadores y trabajadoras de la institución. Tras una semana de una huelga con fuerte apoyo de las bases sindicales, el gobierno y las autoridades de la institución tuvieron que retroceder en sus ataques contra la clase trabajadora del sector, reconociendo gran parte de los acuerdos firmados el 20 de febrero y la no aplicabilidad de la regla fiscal en la CCSS.

Hay puntos del acuerdo que se van a resolver por vía judicial o con la presentación de proyectos de ley, es decir, se definen en terrenos adversos para la clase trabajadora en los cuales no se pueden confiar. Además, varios diputados y medios de prensa burguesa, presionan para que la Contraloría General de la República no avale el acuerdo; otros amenazan con plantear acciones de inconstitucionalidad para traerse abajo la negociación.

Por todo lo anterior, no hay que bajar la guardia, pues en cualquier momento puede ser necesario retomar la lucha para hacer valer los acuerdos del 12 de agosto. Además, las organizaciones sindicales de la institución deben trabajar de forma unitaria, así como impulsar espacios para la unidad con otros sindicatos y movimientos sociales en el país, los cuales pueden apoyar luchas venideras en el sector salud.  Por eso se ocupa un Encuentro Nacional de Lucha para unificar todas las luchas contra este gobierno y los empresarios de la UCCAEP.

¿Qué logró la huelga?

Entre otras medidas, la huelga logró lo siguiente:

  1. La no aplicación de la Regla Fiscal en la CCSS. Esto impediría que el gobierno aplique recortes sobre el presupuesto de la institución, los cuales sin duda se traducirían en una precarización de los servicios para justificar la privatización/concesión de servicios.
  2. Ajuste y pago retroactivo del aumento salarial en la primera bisemana de octubre del 2019.
  3. Se mantiene la  dedicación exclusiva, prohibición, evaluación de desempeño.
  4. Apertura de una mesa para estudiar las normas de tercerización de servicios, lo cual detiene temporalmente los intentos por avanzar en la privatización solapada a lo interno de la CCSS.
  5. No represalias contra quienes se sumaron a la huelga, incluyendo a interinos.

Desde La Chispa Obrera saludamos este triunfo, el cual representa la primera derrota del plan de ajuste impulsado por el presidente Carlos Alvarado, pero que, además, demuestra que con la lucha es posible pararle la mano a este gobierno de los de arriba.